sábado, 15 de junio de 2013

Región de O’Higgins cuenta con la primera red de estaciones nivo-glaciales del país


El Rancahuaso
Se trata de un proyecto FIC-R que busca mejorar la eficiencia para estimar la disponibilidad hídrica en la cuenca del río Rapel.


Por Loreto Morales
15 de Junio, 2013 09:06



Expertos concuerdan en que existe una escasez del agua en el mundo y que esto seguirá creciendo debido al aumento de la población y al cambio climático, lo que se traduce en un mayor consumo del recurso hídrico. A esto se suma que la mayoría de las actividades económicas existentes a nivel regional dependen y utilizan en forma importante el agua, como los sectores: agrícola, energético y agroindustria.


Conscientes de esta situación, la Universidad de Concepción, a través de su Centro de Ciencias Ambientales EULA Chile, está ejecutando desde el 2011 el proyecto “Establecimiento de Red de Estaciones nivo-glaciales de Cordillera de la Región de O´Higgins y Desarrollo de un modelo para la gestión integrada de los recursos hídricos de la cuenca del río Rapel”.


Esta iniciativa enmarcada en la Estrategia Regional de Innovación, considera la implementación de un modelo de gestión integrada del recurso hídrico en la cuenca del río Rapel, a fin de planificar el uso eficiente del agua a nivel multisectorial (industria, agricultura, minería, sector energía y sanitarias), y modelar la disponibilidad hídrica actual y futura, bajo diferentes escenarios de aumento de demanda y cambio climático.


“El objetivo principal es tener la claridad de cuánto es la disponibilidad de agua para los usuarios de la cuenca cosa de mejorar la predicción del recurso hídrico. Tenemos que considerar que antes en la cuenca no se medía la nieve, ni cuál era el aporte de ésta a la correntía de los ríos” comentó Roberto Urrutia, Coordinador del proyecto.


Actualmente se están trabajando 12 estaciones de medición de caudales y de nieve en la región, generando datos e información precisa que en un futuro serán fundamentales para los procesos de toma de decisiones.


Robert Hilliard, Gerente de la Junta de Vigilancia de Cachapoal, primera sección, explicó que: “Cuando se entreguen los datos duros lo primero que tendremos será un pronóstico hidrológico, eso es la cantidad de agua que habrá mes a mes para repartir de forma certera, en donde nos podrán advertir si el próximo año viene seco o no y con esa información uno puede decidir enfocarse en los frutales y no plantar maíz por ejemplo”.


Cabe destacar que este programa es financiado por el Gobierno Regional a través del Fondo de Innovación para la Competitividad y que tuvo un costo de $ 645 millones.


Se espera que este proyecto que dura tres años logre un aumento en la capacidad de predicción de condiciones hidrológicas normales y extremas (sequía, inundaciones y aluviones), en la exactitud de las estimaciones de la oferta hídrica producto del derretimiento de nieves en la temporada estival, además de determinar el comportamiento de las precipitaciones, su agresividad climática, la concentración y variación en el tiempo.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal